Bicicletas eléctricas recomienda

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Breve historia de las bicicletas eléctricas

La venta de bicicletas eléctricas ha despegado y el número de unidades que se venden mes a mes no para de aumentar. Los datos reflejan que la evolución de ventas ha explotado a principios del siglo XXI, ya que en China se vendieron más de 4 millones de modelos de bicicletas eléctricas en el año 2004, llegando a los 10 millones en el año siguiente. Este hecho confirmó la aparición de un nuevo concepto de movilidad sobre el que se sigue investigando en diversos aspectos, como son el aumento de su ligereza o la posibilidad de poder colocar el motor en un sitio tan pequeño como es debajo del sillín.

Bicicleta eléctrica vieja

Todas estas investigaciones llevadas a cabo ponen de manifiesto la revolución tecnológica que ha sufrido este medio de transporte innovador, cómodo y ecológico en los últimos años y prueba de ello es la amplia gama de innovaciones tecnológicas que han surgido en la última década, con el objetivo de ofrecer a los usuarios un modelo de alta calidad y adaptado a las condiciones individuales de las personas.

Hace tan sólo unos años, nadie podría haberse imaginado que la base de la movilidad se sustentara en la eficiencia y el menor impacto ecológico posible. Ahora, no sólo el mundo de las bicicletas está concienciado y sobradamente preparado ante la llegada de un futuro eléctrico, sino que todas las marcas de coches y motocicletas han tomado nota de la realidad y están haciendo lo propio.

A mediados del siglo XX, en plena expansión del mundo del petróleo apoyado por un incontrolable aumento de los vehículos de motor, nadie pudo adivinar que su hermano el siglo XXI se iba a caracterizar, entre otras cosas, por una crítica hacia la contaminación que provoca el motor de explosión, el cual otorga la tan deseada independencia del transporte, ya sea privado o público.

La independencia es un factor que siempre ha perseguido el ser humano, por lo que si bien la raíz se mantiene intacta en su deseo, las formas de conseguirlo se han visto modificadas desde principios de este siglo tal y como venimos comentando en este artículo.

Este hecho se ha podido reflejar en que ha aumentado considerablemente el número de ciudadanos que ha optado por usar una bicicleta eléctrica para acudir a su lugar trabajo o bien a su centro de estudios, un desplazamiento que de realizarlo caminando suele ser demasiado largo y requiere de un tiempo del que no siempre disponemos, o que suele desembocar en una fuente de estrés si la decisión pasa por tomar el metro u otros medios de transporte público.

Estos problemas que acabamos de comentar relacionados con el tiempo y el estrés se ven rápidamente solucionados por el uso de la bicicleta eléctrica, gracias a las inestimables ventajas que aporta este medio de transporte:
  • Disminuye considerablemente el tiempo de preparación del vehículo, en un momento matutino del día en el que nuestro tiempo se ve apreciado a cada minuto y la rapidez de salir de casa convierte a este modelo de transporte eléctrico en una atracción para numerosos urbanitas.
  • También se elimina la necesidad de buscar aparcamiento, lo que no sólo supone un ahorro inestimable de tiempo sino sobre todo un ahorro importante de dinero para nuestros bolsillos.
  • Se logra convertir un desplazamiento rutinario y realizado bajo presión en una oportunidad para hacer ejercicio, ya que trabajamos nuestro sistema cardiovascular. Además de sortear atascos estamos cuidando de nuestro organismo, por lo que la conocida excusa de no tener tiempo para hacer ejercicio ha quedado resuelta de la forma más práctica y cómoda posible: es compatible cuidarse yendo al trabajo.

Son muchos los factores que han provocado el replanteamiento la movilidad, diseñando de este modo esta nueva clase de transporte privado:
  • la preocupación por el inminente cambio climático lo que ha provocado el aumento de la concienciación ecológica.
  • Necesidad de descongestionar las ciudades de un tráfico colapsado en horas puntas al que ya no queremos estar acostumbrados.
  • Una crisis económica que ha convertido el precio de la gasolina en una necesidad secundaria, por no decir prácticamente prohibitiva.
  • Necesidad de crear estilos de vida saludables y con ello modelos de transporte con menor impacto medioambiental.

Es sorprendente comprobar como las bicicletas han pasado de ser un anticuado producto de recreo a convertirse en un medio de transporte que otorga una movilidad personal menos contaminante, compacta y ultra ligera. Es así como en las grandes ciudades de todo el globo terráqueo se habla del pilar que sustenta el transporte público individual.

Son muchas las casas comerciales que han dedicado buena parte de sus investigaciones en desarrollar un modelo de bicicleta eléctrica eficaz y de alta calidad amparado por la tecnología más novedosa, lo que ha dado lugar a una fuerte competencia. En esta página somos conscientes de la importancia que tiene decantarse por una buena elección a la hora de seleccionar una buena marca, y por eso llevamos apostando desde hace muchos meses por la casa oficial Tucano, líder en el mercado y pionera en aspectos tan fundamentales como son el sistema de transmisión por cardan (lo que la convirtió en el líder europeo en lo referente a la innovación tecnológica), así como el cambio interno nexus (permite cambiar de velocidad en posición de parada), y la creación de la primera bicicleta eléctrica plegable del mercado español (denominada Plegable Deluxe, con batería de litio en vez de níquel).

Las ventajas que supone comprar un modelo de bicicleta eléctrica Tucano son las siguientes:
  • Servicio post venta de primera calidad garantizado.
  • Modelos homologados por parte del Ministerio de Industria por lo que pueden circular en la vía pública.
  • Primera calidad en los materiales: la calidad es un pilar de la filosofía de su trabajo.
  • Opción de poder elegir la marca de batería: baterías Phylon o Panasonic.
  • Líder europeo en innovación tecnológica: cambio nexus, sistema cardan, luces xenón, frenos de disco mecánico e hidráulico.
  • Garantía efectiva de dos años.
  • Detalles de calidad: neumáticos con perfil reflectante, llantas con perfil aerodinámico, sillín abatible y/o tija del sillín con amortiguación, portabultos de aluminio, cuentakilómetros, ordenador con selector de potencia, recambios originales Shimano...
  • Extensa gama de modelos y de precios, contando siempre con el apartado outlet en el que se pueden aprovechar interesantes ofertas.
  • Se pueden añadir muchos extras y opciones: doble motor, doble batería, frenos hidráulicos, acelerador...
  • Plan renove bicicleta: aceptan tu bicicleta eléctrica usada como parte de pago de una bicicleta Tucano.
  • Posibilidad de contratar un seguro antirrobo y vehículo eléctrico de sustitución.
  • Posibilidad de devolver el producto si no se está satisfecho en los 15 días posteriores a su compra.
  • Política de precios bajos en los recambios de su bicicleta eléctrica: batería, frenos...
  • Plan renove batería: baterías de 36v a partir de 250€.

Las bicicletas eléctricas constituyen el éxito más inesperado que bien puede definir el futuro del transporte. En Alemania, pese a la crisis, más de una veintena de marcas oficiales comercializan bicicletas eléctricas, movidos por un ritmo en las ventas que les recuerda al éxito que tuvieron las bicicletas de montaña en los años 90. El New York Times redactaba en enero de este mismo año que ya circulan más de 120 millones de modelos de bicicletas eléctricas en las transitadas avenidas de China.

El aumento de ventas de bicicletas eléctricas ha sido un fenómeno radical, promovido por la atracción que suscita su precio, muy inferior a un ciclomotor, y por su rapidez y ligereza en el uso, además de contar con una recarga sencilla y económica.

El futuro de la bicicleta eléctrica es una realidad latente en las calles de todo el mundo.

No hay comentarios: